#crónicasdesdelacuarentena: ‘Falsa Identidad’ nos enfrenta con un thriller basado en hechos reales

Como parte de este recorrido por las diferentes plataformas de streaming disponibles, dentro de #quedateencasa, toca el turno a una cinta de 2015, protagonizada por Jonah Hill y James Franco, “Falsa Identidad” (“True Story”, Rupert Goold), y que se puede ver en Netflix.

Esta cinta, que aclara está basada en hechos reales, es una adaptación cinematográfica de la novela “True Story: Murder, Memoir, Mea Culpa”, del periodista estadounidense Michael Finkel.

Jonah Hill (Michael Finkel) y James Franco (Christian Longo) protagonizan este thriller con ciertos toques de “Sospechosos Comunes”.

La trama sigue a Finkel (Jonah Hill) periodista del The New York Times, quien comete el error de publicar una historia alterando los hechos de algo que sucedió en África. Esto provoca su despido del prestigioso diario y su caída en desgracia, ya que debido a ese reportaje el medio aclara lo sucedido y en el resto de los diarios y revistas lo ven como un mentiroso.

Mientras busca su reivindicación, Finkel viaja a Montana con su prometida Jill (Felicity Jones) quien lo apoya en su búsqueda de un medio que publique sus historias.

Felicity Jones (Jill) se convierte en el apoyo de Hill (Finkel) a medida que avanza la trama.

En ese tiempo, en México vemos a un hombre (James Franco), quien dice ser Finkel, y es atrapado por la Policía mexicana, para posteriormente ser recluido en un centro penitenciario.

Finkel no sabía nada de este hombre, hasta que recibe la llamada de Pat Frato (Ethan Suplee), un periodista que sigue el caso de Christian Lomgo, hombre acusado de asesinar a su mujer y sus tres hijos y quien huyó a México.

El periodista en desgracia ve en esto una gran historia y se dispone a conocer a quien usó su nombre para huir de la justicia y así inicia una relación que tiene diferentes aristas.

Uno como espectador sabe, porque así se lo hacen ver desde el inicio, que la trama (escrita por Goold y David Kajganich, basados en el libro de Finkel) tiene ciertos tintes de ficción, e incluso hay momentos en ella que nos remiten a “Sospechosos Comunes” (“The Usual Suspects”, Bryan Singer, 1995), especialmente cuando se realiza el juicio de Longo y Finkel cae en la cuenta de que cayó en la trampa del recluso.

Y es que de eso trata la película, cómo fue que Finkel, a pesar de toda su experiencia como periodista, en medio de un lapso de vulnerabilidad, provocado por su ego elevado, cae en el juego de Longo, quien siempre presumió su inocencia, pero buscaba armar una coartada fidedigna basada en los consejos de escritor del periodista, a quien admiraba.

Esta película es indispensable para todos aquellos que se dedican al trabajo periodístico, ya que deja grandes lecciones, y una es mantener siempre la humildad y nunca dar por sentado lo que tenemos frente a nosotros, ni dejar de lado el compromiso por la verdad, así sea por un fin mayor, como le sucedió a Finkel con su nota que lo hundió en el diario neoyorquino.

Definitivamente esta es una gran opción para pasar la cuarentena. Le doy 4.5 estrellas de 5, y se debe a que el guion tiene algunas lagunas, especialmente en la relación entre Michael y Jill.

La película está en Netflix.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.