Thor: Amor y Trueno ofrece una visión cómica del dios del trueno

Este 7 de julio llegó a los cines la nueva aventura del Universo Cinematográfico de Marvel, con el añadido de una versión femenina del héroe de Asgard

Desde su aparición en el Universo Cinematográfico de Marvel, Thor (Chris Hemsworth) se ha convertido en uno de los personajes base de estos mundos que han saltado de los comics a la pantalla, pero lo ha hecho a través de diferentes visiones.

Así, en Thor (2011, Kenneth Branagh) se nos presentó al héroe y su relación con su padre Odín (Anthony Hopkins) en un tono muy trágico, con tintes muy shakespearianos.

Posteriormente lo vimos en Avengers (2012, Joss Whedon) y sus posteriores secuelas y este personaje empezó a tomar un cariz más humorístico, aunque en ocasiones con tintes algo forzados.

Y eso es lo que sucede en Thor: Amor y Trueno (Thor: Love and Thunder, 2022, Taika Waititi) la más reciente película del Dios del Trueno.

En esta película vemos cómo es que Thor ha superado los acontecimientos de Avengers: Endgame (2019, Anthony Russo y Joe Russo), deja de ser el hombre con sobrepeso, ayuda a los débiles del universo con los Guardianes de la Galaxia, pero tiene un hueco en su corazón. El amor lo dejó.

Esto, narrado a manera de historia para niños nos pone en contexto y muestra que Thor vuelve a ser ese dios egocéntrico al que sólo le importa lo que él haga, mientras incremente su fama universal.

Lo que no sabe es que, como dios del trueno, se tendrá que enfrentar a un enemigo implacable, Gorr (Christian Bale) un hombre que desilusionado por su dios decide utilizar la necroespada, una legendaria arma, y acabar con todos los dioses del universo.

Una de las primeras víctimas de este villano es Siff (Jaimie Alexander), a quien Thor rescata y lleva a Nueva Asgard. En esta estancia es que el dios del trueno se enfrenta al ser de sombras y descubre que su gran amor, Jane Foster (Natalie Portman) es una versión femenina de él mismo, con Mjolnir (su martillo mágico) y todo su poder.

Foster llega a ser esta diosa del trueno debido a que sufre una enfermedad terminal y el martillo mágico regresa para protegerla, luego de un pacto que Thor hizo con su arma cuando él y Jane eran pareja.

Luego que Gorr se lleva a los niños de Asgard, Thor buscará aliarse con los dioses del universo para defenderse y acabar con ellos. Hasta aquí la película avanza de como si fuera una soap opera y no ofrece nada nuevo, con excepción de la incorporación de dos cabras (presentes en la mitología nórdica). Sólo un espectacular diseño de vestuario a cargo de Mayes C. Rubeo, música de Guns ‘N Roses y escenarios por computadora llenos de glamour mitológico permiten que sigas atento a la pantalla.

La negativa de Zeus (Russel Crowe) de unirse a Thor y los suyos provoca que el equipo vaya a enfrentar a Gorr sólo con el poderoso relámpago y ahora sí, la acción se desenvuelve sin problemas.

Las actuaciones son encabezadas por Bale y Portman, quienes imprimen a su personaje diferentes emociones. Por su parte, Hemsworth ya tiene asumida la personalidad de Thor y lo realiza prácticamente en automático.

Algo que puede parecer cómico para algunos, y molesto para otros, es la relación amor-celos que mantiene Thor con su hacha Stormbreaker, que no tolera que haya regresado Mjolnir.

Para darle un toque de «caricatura» a lo que sucede en la primera parte de la película, hay cuatro cameos que llaman la atención. Matt Damon, Liam Hemsworth, Sam Neill y Melissa McCarthy, quienes realizan una obra muy similar al musical de Steve Rogers de Hawkeye, serie de Disney+.

En cuanto a la historia, ésta incluye una fuerte crítica a las religiones. Mostrar a los dioses en su hedonismo sin pensar en la gente que los adora es una de las principales motivaciones de Gorr para acabar con ellos. El ejemplo más claro de esta conducta de los seres divinos es el momento en el que están en su lugar de reunión, el lujo y la diversión predominan, además Zeus sólo piensa en ellos mismos.

La utilización de música de Guns ‘N Roses le da un toque muy ochentero a la película y genera emoción al momento en que ésta entra en escena.

Existen dos escenas postcréditos. La primera da pistas de una nueva aventura y la segunda arrancará más de un suspiro a los fans. Ésta se ubica al final de todos los créditos.

Le damos 3.5 estrellas de 5. Los fans de Thor y Natalie Portman le darán 5.

Imágenes de IMDB

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.