‘La Ciudad Perdida’ ofrece una aventura de los 80’s, con la óptica del siglo 21

La película protagonizada por Sandra Bullock, Channing Tatum, Daniel Radcliffe y Brad Pitt se estrena este 21 de abril en los cines de México

En los años 80 era muy común un tipo de cine de aventuras en el que una «damisela en desgracia» (periodista, escritora, novia del héroe) se lanzaba a la aventura en compañía de un hombre macho alfa que la rescataba de todas las desgracias y desventuras en las que caía con tal de llevarse el tesoro escondido, o la historia más importante o simplemente el corazón del protagonista.

Uno de los títulos más representativos de ese tipo de cine fue Dos Bribones tras la Esmeralda Perdida (Romancing the Stone, 1984, Robert Zemeckis) en la que Kathleen Turner, una escritora de aventuras y romance recibe un extraño mensaje para encontrar una esmeralda en Sudamérica. En el camino conoce a Michael Douglas y juntos, en medio de una historia de amor encuentran el tesoro.

A 38 años de esa experiencia, los directores Aaron Nee y Adam Nee nos ofrecen en La Ciudad Perdida (The Lost City, 2022), una revisión de esta fórmula de cine en la que un hombre, arquetipo de la masculinidad romántica, rescata a la damisela en apuros y en el camino se lleva, no sólo el tesoro, sino el corazón de ella y vivieron ¿felices?

Nos encontramos en el año 2021. La novelista Loretta Sage (Sandra Bullock), experta en lenguas y civilizaciones antiguas, pero que aprovecha esos conocimientos para ser una exitosa escritora de novelas románticas soft porno, descubre que se encuentra en un bloqueo creativo. Mucho tiene que ver que tiene tiempo viuda y su duelo prefiere pasarlo en casa teniendo lástima por sí misma. Lo poco que sabemos de su marido es que era un arqueólogo a quien conoció en la universidad y quien la conquistó con su inteligencia, ya que como ella dirá más adelante, es sapiosexual, es decir, le atrae la inteligencia más que el físico.

Totalmente harta de su vida, y tras terminar como pudo su vigésima novela, La Ciudad Pérdida de D, se da cuenta que el éxito de sus libros poco tiene que ver con su conocimiento de lenguas y civilizaciones antiguas, sino con las descripciones que hace de los actos amatorios de su personaje, la doctora Lovemore con Dash (Channing Tatum), quien es el compañero de aventuras ficticias dentro de la saga romántica.

Dash es interpretado por Alan, quien cumple con el estereotipo del modelo guapo, mucha belleza, poco seso, pero que tiene conquistadas a las lectores desde las portadas de cada uno de los libros.

Así, tras una discusión entre Alan y Loretta por la manera en que se desarrolló la presentacón de la última novela, la escritora es secuestrada por el millonario Abigail Fairfax (Daniel Radcliffe), quien es, tal vez, la única persona que entiende la labor intelectual de la novelista en sus libros y le pide que lo ayude a descubrir la tumba secreta de la Ciudad de D, que sí existe en una isla del Atlántico a punto de ser devorada por un volcán.

A través de este secuestro es cuando la acción de la película empieza a desarrollarse, especialmente con el deseo de Alan de rescatar a Loretta y disculparse por haber sido insensible con ella.

La película tiene muchos guiños con Dos Bribones…, uno de ellos es la manera en la que Loretta se imagina pasajes de su novela, con ella como protagonista, e incluso la presentación de su libro en un hotel de Los Ángeles tiene como título «Romancing the Pages», en clara alusión a la película protagonizada por Turner y Douglas.

En donde La Ciudad Perdida busca diferenciarse de su antepasado es en la forma en la que retrata al personaje masculino, al grado de hacer una declaración de intenciones al eliminar al personaje macho alfa, Jack Trainer (Brad Pitt), el mercenario contratado por Alan para rescatar a Loretta de la isla del Atlántico.

Este personaje es una mezcla de Rambo con Chuck Norris, aderezado con un toque de inteligencia que de entrada conquista a Loretta, pero el guion impedirá esta historia de amor, porque, recordemos, el protagonista es Tatum.

De esta manera vemos dos roles cambiados. Loretta ya no es la damisela en peligro, por el contrario, es quien termina rescatando a Alan en situaciones relacionadas con la jungla. Una escena bien lograda dentro de este campo es la que tiene que ver con las sanguijuelas tras escapar de los asesinos de Fairfax.

Tatum demuestra un talento especial para el tipo de comedia que le toca interpretar. No le hace ascos a ser el hombre rescatado por la mujer, mientras que Bullock hace otra actuación cómica a la que nos tiene acostumbrados desde Miss Simpatía (Miss Congeniality, 2000, Donald Petrie).

Al final, la película cumple su cometido de divertir y le deja a quienes vieron Dos Bribones… un gusto a nostalgia revisitada que puede funcionar para estos años de revisiones históricas.

Para nuestro gusto le damos 3.5 estrellas de 5.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.