Los Secretos de Dumbledore serán revelados en el cine desde este 14 de abril

La tercera película de la saga de Animales Fantásticos presenta la lucha interna del profesor de Hogwarts contra Grindelwald en pos de una sana convivencia entre magos y muggles

Lo que parece ser el combate final entre la fuerzas del bien, comandadas por Albus Dumbledore (Jude Law) y Gellert Grindelwald (Mads Mikkelsen) parece llegar a su fin con el estreno de Animales Fantásticos: Los Secretos de Dumbledore (Fantastic Beasts: The Secrets of Dumbledore, 2022, David Yates) este 14 de abril en los cines de México.

Para esta tercera entrega de la saga de Animales Fantásticos, los guionistas (J. K. Rowling y Steve Kloves) retoman la acción en donde quedó al final de la segunda entrega. Le dan un poco más de protagonismo a Dumbledore, y como el título de la película lo dice, los espectadores conocerán cuáles son esos secretos.

En esta tercera parte de Animales Fantásticos, los asistentes podrán conocer de primera mano los secreots de un Albus Dumbledore más joven, pero no por ello menos sabio.

Si bien, Newt Scamander (Eddie Redmayne) sigue teniendo cierto protagonismo, éste llega ser más como elemento de hilación con los otros títulos que como héroe príncipal de la historia.

En esta ocasión conoceremos, de primera mano, por qué Dumbledore y Grindelwald no se pueden atacar entre ellos y eso viene de un pacto de juventud, surgido del amor entre ambos, además de la relación que mantiene Credence (Ezra Miller) con la familia del profesor de Hogwarts, además de conocer a su hermano Aberforth (Richard Coyle), quien vive atormentado por su pasado.

La historia nos muestra la encrucijada que vive Dumbledore al tratar de detener a Grindelwald en una etapa difícil de la historia del planeta. Son los años 30 y el mundo mágico se enfrasca en la elección de su líder, además de tratar de detener al antagonista, quien busca que los hechiceros acaben con la raza muggle, algo que en su juventud defendió el profesor de Hogwarts.

En medio de esa encrucijada, Scamander es testigo del nacimiento de dos qilins, criaturas mágicas que tienen la capacidad de ver el alma de los hombres y reconocer a quien puede hacer grandes labores por la humanidad. Uno de estos cachorros es llevado a Grindelwald, quien aprovecha el poder de su sangre para ver el futuro y protegerse así de los ataques de los aurores que lo quieren detener y enviarlo de nuevo a prisión.

Dumbledore crea una fuerza especial, encabezada por Scamander, quien se hace acompañar por su hermano Theseus (Callum Turner), la profesora Lally Hicks (Jessica Williams), su asistente Bunty Broadacre (Victoria Yeats), Yusuf Kama (William Nadylam) y su amigo muggle Jacob Kowalski (Dan Fogler), quien sigue lamentando que Queenie (Alison Sudol) lo hubiera dejado plantado antes de casarse.

Con este equipo variado, Dumbledore hará frente a la amenaza de Grindelwald a través de planes que dejen atrás la visión del mago y así poder vencerlo. Con lo que no cuentan es que de ser prófugo de la justicia, será candidato a líder supremo del mundo mágico y será votado en una elección mágica, en la que el qilin tendrá protagonismo.

El desarrollo de la historia recurre a lo que habíamos visto en las anteriores entregas y se vuelve a hacer uso de los animales fantásticos que conocemos desde la primera película, además que se hacen guiños a los fans de Harry Potter con las apariciones, breves, pero con intención, de Hogwarts (con una breve escena en el comedor) y de Minerva McGonagall (Fiona Glascott).

La magia está siempre presente en toda la película y sin duda el duelo entre Dumbledore y Grindelwald es una de las partes medulares de la trama.

Tampo dejan atrás la comedia, a cargo de Kowalski y Scamander, siendo especialmente gratificante la sucedida en los calabozos subterráneos del Ministerio de la Magia alemán cuando van a rescatar a Theseus. La forma en la que Newt domina a una especie de escorpiones guardianes de la prisión saca la risa hasta al más serio.

La principal virtud de esta tercera película es que resuelve algunos de los scretos que dejan las otras dos entregas, especialmente en lo que se refiere a Dumbledore. En lo relativo a Grindelwald y el recast a cargo de Mikkelsen, el personaje no pierde fuerza, aunque lo ideal hubiera sido seguir viendo a Johnny Depp, quien por situaciones legales perdió el papel.

En este sentido llama la atención la casi ausencia de Tina Goldstein (Katherine Waterston), interés amoroso de Newt en las primeras dos películas y que en esta tercera tiene una presencia más bien anecdótica, al grado que uno como espectador piensa que tanto Lally, como Bunty serán la mujer que acompañará a Scamander en siguientes aventuras. En la historia se justifica que se encuentra ocupada siendo la líder de los aurores de Estados Unidos.

Mads Mikkelsen interpreta a Grindelwald en esta tercera película, la cual deja una posible entrada a una cuarta entrega.

Si eres fan del mundo creado por J. K. Rowling a partir de Harry Potter, esta película es definitivamente de 5 estrellas. En caso contrario le darías 3.5 por el ritmo, un tanto cansino en sus primeros dos actos y la duración de la película.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.