Concertina de Orquesta de Cámara Beethoven vive debut con ovación

El primer concierto de la maestra Paola Nava tiene diferentes etapas que no afectan la calidad musical del ensamble en el Sagrario

La noche del 18 de febrero quedará en la memoria de la maestra Paola Nava como algo especial, ya que fue su debut como concertina de la Orquesta de Cámara Beethoven, en una noche que hubo de todo.

«La Música del Siglo de las Luces» fue el título que se eligió para este programa inaugural 2022 y lo que se buscó era dar un sonido que uniera los siglos 18 y 19 a través de las corrientes musicales que se generaron en lo que se denominó como la ilustración.

Las obras de Haendel, Vivaldi, Johan Sebastian y Johan Christian Bach, Gluck y Mozart fueron una invitación a recorrer el tiempo e instalarse en las cortes europeas en las que la música decámara era el entretenimiento más utilizado.

Si bien el concierto estaba programado para arrancar a las 20:45 horas, las actividades de mapeo conmemorativas del 480 aniversario de Guadalajara retrasaron un poco el arranque, ya que se buscaba que no hubiera sonidos externos que opacaran las interpretaciones musicales.

Luego de su aparición como concertina, precediendo la llegada del director José Perales, Nava se mostró segura en su labor y transmitió su confianza al resto de la orquesta, mientras que el director informó las causas del retraso, para posteriormente dar inicio al viaje musical en el tiempo.

La primera pieza fue «Sarabanda en Re menor HWV 437», de Georg Friederich Haendel, que fue utilizada por Stanley Kubrick para escena del duelo de su película Barry Lyndon (1975) y que a decir de Perales trasladaría a los presentes a las cortes europeas.

La segunda obra de la noche fue «Concierto para Cuerdas en Re Mayor Rv. 121», de Antonio Vivaldi, obra de 1717. En esta ocasión, el orden de programación de las piezas fue cronológico, de la más antigua, a la más moderna.

Al terminar este concierto, que le da mucho realce a los violines, tocó el turno a Johann Sebastian Bach, con «Ich steh mit einem Fuss im Grabe», pieza de 1739 que tuvo que retrasar su interpretación debido a los sonidos ambientales que llegaban desde el exterior de Catedral.

Luego de Bach, tocó el turno a «Iphigenia un Aulis», de Christoph Willibald Gluck, pieza del periodo galante, poco escuchada en América Latina y cuya versión interpretada en el Sagrario es la que realizó Richard Wagner.

De Johann Christian Bach se interpretó «Sinfonía 4 en Re mayor» y se finalizó la noche con la obertura de la ópera «La Clemenza di Tito», de Wolfgang Amadeus Mozart, pieza del clasicismo que remonta totalmente a los tiempos revolucionarios en Europa, ya que fue compuesta en 1791.

Pero esta no fue la última pieza, ya que tras la ovación que se llevaron los músicos, se interpretó una melodía a manera de regalo, la cual fue , el primer movimiento de la «Sinfonía 4», de Johann Christian Bach.

De esta manera se dio el debut de la maestra Nava como Concertina y se registró el primer concierto de 2022 de la Orquesta de Cámara Beethoven, ensamble que tendrá su segunda presentación el 8 de abril con un concierto homenaje a los fallecidos por la pandemia y que contará con un estreno mundial del maestro griego Charalampos Makris.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.