La Orquesta de Cámara Beethoven pone al Sagrario de pie

El cierre de ‘Aires de Invierno’, con el ‘Hallelujah’, de Haendel, emociona a los asistentes que llenaron el templo del Centro Histórico

«El siguiente tema no requiere presentación», dijo el director José Perales antes de iniciar la interpretación de la última pieza del concierto Aires de Invierno con el que se puso broche de oro a la segunda temporada de conciertos de la Orquesta de Cámara Beethoven en 2021.

Quienes conocían de antemano el programa sabían que se trataría del Hallelujah, de El Mesías, de Georg Friederich Haendel, orquestado por Wolfgang Amadeus Mozart y que es imprescindible en cualquier concierto navideño que se precie.

La interpretación de la pieza, llevada a cabo por la Orquesta de Cámara Beethoven y los coros Filarmónico de Guadalajara y San Gregorio Magno cimbró al Sagrario Metropolitano desde sus cimientos y caló hondo en los espectadores, quienes fueron testigos de algo elegante y espectacular, al grado que, al finalizar, todos ellos se levantaron a ovacionar de pie a todos los participantes.

Esta reacción invitó a Perales a volver a ejecutar la pieza, lo cual sirvió para detectar aquellos matices que habían pasado desapercibidos para los melómanos que acudieron a este concierto el 17 de diciembre.

Ese fue el cierre de un concierto con tintes navideños que reunió a cerca de 80 músicos, entre coros y orquestas, para despedir el año por parte de estas actividades promovidas por la Sociedad Musical Giuseppe Verdi.

Mientras en el Paseo Alcalde, al exterior del templo, se observaban espectáculos de luces y pirotecnia, en el interior del recinto las notas de Mozart, en su mayoría, Vaughan Williams, Leontovre y Adam, trasladaban a los asistentes a la magia navideña.

Las voces de los integrantes de los coros se fundían con el recinto, cuya acústica fue ideal para este recital.

Pero llegar al clímax de la noche llevó su tiempo. Había que preparar oídos y corazón para el banquete musical preparado por Perales y los ensambles musicales.

La primera pieza de la noche fue Ave Verum Corpus, tema compuesto por Mozart y que se había interpretado en ocasiones anteriores por la Orquesta. Perales expresó que se interpretaba esta pieza en honor al recinto que albergó el recital.

A partir de acá, los aplausos fueron in crescendo, dando a la noche un toque ideal para la celebración.

Con Oh, Holy Night hicieron su aparición los dos coros, lo que le daba a la velada el toque navideño esperado por los asistentes.

Fantasía sobre un tema de Greensleeves precedió a la aparición de la soprano Carolina Morán, quien se llevó la primera ovación de la noche con Laudate Dominum, de Mozart.

El Villancico de las Campanadas llevó a los asistentes a la nostalgia más navideña posible y con él, los decibeles de los aplausos seguían aumentando.

Morán regresó a interpretar a Mozart, de nueva cuenta, ya que tocó el turno a Exsultate, Jubilate, pieza en tres movimientos que sirvió para el lucimiento de la voz de Morán.

Así, se llegó al momento cúlmen, un Hallelujah que elevó a grandes cotas los corazones de los melómanos que se han dejado cautivar por el hechizo de la música interpretada por la Orquesta de Cámara Beethoven.

Revive el Hallelujah interpretado en el concierto Aires de Invierno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.