Edgar Wright nos ofrece una dualidad atemorizante con ‘El Misterio de Soho’

La más reciente película del director de ‘Baby: El Aprendiz del Crimen’ nos remite a dos épocas en las que una ciudad como Londres es capaz de terminar, metafóricamente, con la vida de una mujer

Eloise (Thomasin McKenzie) es una joven huérfana de madre, que no conoce a su padre y ha vivido toda su vida con su abuela Peggy (Rita Tushingham) en el campo inglés y sueña con ser diseñadora de modas.

La joven, quien tiene un don (sensibilidad extrasensorial), recibe una gran noticia, podrá viajar becada a la Universidad de las Artes de Londres a estudiar diseño de modas, algo que su madre, antes de morir quiso lograr, y no pudo completarlo, al grado que se quita la vida.

Thomasin McKenzie interpreta a Eloise, una joven ingenua que busca ser diseñadora de modas.

Este es el inicio de El Misterio de Soho (Last Night in Soho, Edgar Wright, 2021), película que llega a los cines este 28 de octubre y que plantea una historia de misterio con toques de terror que mantiene al espectador al filo de su butaca durante las casi dos horas que dura.

La joven campirana que llega a la gran capital (Londres) se enfrenta, desde que viaja en el tren, a una soledad que sólo puede combatir escuchando música de los años 60 que oye desde niña con su abuela, y que la hará pensar si ese sueño tan largamente buscado es el que de verdad le conviene.

Wright, quien escribió el guion con Kristy Wilson-Cairns, nos plantea el temor que puede ser para una mujer sola enfrentarse a una realidad que estuvo muy alejada de su vida anterior. Así, el primer taxista que conoce Eloise se convierte en una amenaza machista o la forma en la que un anciano de misterioso pasado sigue a la joven la mantienen en una tensión tan constante que comienza a temer por su salud mental, sumándose además que no encaja de inicio en la gran ciudad.

Derivado de esta falta de adaptación a la vida en la residencia estudiantil, Eloise se muda a una habitación en el Soho, la cual le renta la señorita Collins (Diana Rigg, en su última actuación) quien vive en el edificio desde hace tiempo, luego de haberlo heredado de su antiguo dueño.

Es en este cuarto que Eloise comienza a tener visiones de Sandie (Anya Taylor-Joy), una joven aspirante a cantante que, al igual que ella, busca cumplir su sueño en la gran ciudad.

A partir de estos encuentros nocturnos es que se desarrolla un juego de realidades y reflejos que van absorbiendo a Eloise en su mundo y época soñadas, Londres en los años 60.

Uno de los aciertos de esta película es la bien cuidada ambientación de las épocas, especialmente los años 60, destacando el primer contacto de Eloise con el Café de París, cuando ella toma el cuerpo de Sandie, y nos muestran la vida nocturna de la capital inglesa. En esta toma de contacto con este tiempo, la música se convierte en un personaje más, lo que juega con la nostalgia de los espectadores.

Las actuaciones de ambas actrices son impecables. Se complementan de tal manera que parecen los dos lados de una misma moneda. McKenzie ejecuta la parte inocente, mientras que Taylor-Joy dota a Sandie de una sensualidad que llena la pantalla.

Precisamente esa sensualidad que tiene Sandie la lleva a conocer a Jack (Matt Smith) el «representante» de estrellas que le promete ser una actriz admirada, pero que acaba con los sueños de ella, lo que atestiguamos a través de los ojos de Eloise, quien a medida que se involucra en estas visones cambia su aspecto hasta parecerse más y más a alter ego sesentero.

Sandie (Anya Taylor-Joy) y Jack (Matt Smith) viven una relación que raya lo tóxico.

Los espectadores se llevarán también una grata sorpresa al ver a Terence Stamp como el anciano acosador de la joven aspirante a diseñadora, quien tendrá que apoyarse en un compañero que busca algo más que su amistad.

El final de la película se convierte en lo más atemorizante de ella y el giro del guion dejará a los espectadores satisfechos tras seguir todo el desarrollo de la historia.

La película merece cinco estrellas de cinco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.