Villeneuve encuentra el tono correcto en su versión de ‘Duna’

La adaptación de la novela de Frank Herbert a cargo del director canadiense es un espectáculo audiovisual que le da un toque supremo a la odisea de Paul Atreides. Este 21 de octubre llega a los cines (que es donde se debe ver)

Hablar de Duna (Dune, Denis Villeneuve, 2021) sin referirnos a la adaptación de 1984 de David Lynch a esta novela de Frank Herbert sobre la misión de Paul Atreides es prácticamente imposible, ya que las comparaciones estarán siempre presentes y uno como espectador se remite, irremediablemente, a una y otra cinta para valorar el trabajo de ambos directores.

Para la versión que se estrenó este 14 de octubre podemos decir una sola palabra: majestuosa. La manera en la que el director nos muestra Arrakis, el planeta desértico que posee una especia que es lo más valioso del universo, es impresionante y resalta el espíritu de lucha de sus habitantes por liberarse del yugo de los invasores Harkonnen.

Zendaya interpreta a Chani, la mujer Fremen con la que sueña Paul (Timothée Chalamet).

El guion, a cargo de Villeneuve, John Spaihts y Eric Roth, agrega detalles de la novela que simplemente estuvieron fuera de la versión de 1984. Destacan en especial las referencias a la tauromaquia que no se tocan en la versión de 1984 y ahora le dan un sentido de unión padre-hijo al Duque Leto (Oscar Isaac) y Paul Atreides (Timothée Chalamet).

La historia nos lleva a un universo en el que Arrakis es sometido por la casa Harkonnen, gobernada por el Barón Vladimir (Stelan Skarsgard), quien no quiere perder la posesión de este rico yacimiento del elemento más valioso con el que pueden contar, una especia que permite ir más allá de las fronteras físicas.

Stelan Skarsgard es el Barón Vladimir Harkonnen, opresor de Arrakis y quien traiciona a la casa Atreides.

En este aspecto, el trabajo de Skarsgard es imponente. Deja atrás al villano de 1984 que era más caricaturesco que malvado.

Los Fremen, habitantes del desierto que han adaptado toda su tecnología a sobrevivir en este ambiente hostil, se encuentran en total rebeldía esperando que se cumpla la profecía que narra que llegará un hombre (en plan mesiánico) a salvarlos de la opresión de los Harkonnen y el dominio del emperador.

Como si fuera un ajedrez, el emperador cede los derechos de Arrakis a la casa Atreides, que se dispone a colonizar este planeta desértico y así unir las fuerzas del agua, del aire y la tierra, para hacer de ellos una dinastía poderosa.

En esta entrega se narran las dudas que tiene Paul ante sus sueños y la exigencia de su madre, Lady Jessica (Rebecca Ferguson), a usar «la voz», una magia ancestral poderosa que es temida en el universo.

La narración de los diferentes momentos de la historia es adecuada a cada momento. Las dudas de Paul son bien reflejadas por Chalamet, quien se muestra atormentado ante la carga que le llegará en caso de ser el elegido. Caso diferente a lo que se ve en la versión de 1984, con un Kyle MacLachlan en plan heroico.

Chalamet tiene, a medida que avanza la historia una total evolución para ser el mesías que esperan los Fremen, aunque él se cuestiona la influencia que guarda la religión, representada por la Reverenda Madre Mohiar (Charlotte Rampling).

El diseño de los vestuarios y las naves dan idea de la enormidad de este universo, y los gusanos de Arrakis, esos enormes protectores del planeta, temidos por todos y venerados por los Fremen, son majestuosos.

Las escenas del desierto están llenas de majestuosidad.

Sólo hay un detalle que no debemos dejar pasar. Esta película se debe ver, sí o sí en cine. No podemos encerrar tanta grandeza, tanto espacio abierto, un una televisión,o peor aún, en un celular. Eso sería un pecado, por lo que te recomendamos que acudas a tu cine más cercano, si es Imax, mejor, y te dejes llevar durante 2 horas y 35 minutos por esta historia épica que merece ser terminada en la manera en que la pensó su director: en grande.

Definitivamente se merece 5 estrellas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.