La familia siempre importará en ‘Rápidos y Furiosos’

Llega el 23 de junio a las salas de cine la novena entrega de esta saga de acción, persecuciones y autos tuneados protagonizada por Vin Diesel

El año es 1989, un circuito de carreras de Nascar sirve para presentarnos a Jake (JD Pardo), el patriarca de la familia Toretto, un piloto de carreras que está a punto de brincar de categoría y quien tiene en su equipo de mecánicos a su hijo mayor Dominic (Vinnie Bennett/Vin Diesel).

Con este flashback en el que presenciamos el fallecimiento del patriarca Toretto en un accidente automovilístico da inicio «Rápidos y Furiosos 9» («F9: The Fast Saga», 2021, Justin Lin), la más reciente entrega de una franquicia de acción que tiene más de 20 años de vigencia y que promete más y más acción a los fans de esta saga.

Persecuciones imposibles en autos increíbles son parte importante de la película.

Si eres fan del cine realista te advertimos, esta película no es para ti, ya que sus protagonistas, encabezados por Toretto, parecen hechos de acero, son capaces hasta de ir al espacio y regresar con unos cuantos raspones y seguir adelante en su persecución, pelea o asalto, lo que el guion les dicte, además de violar todas las leyes de la lógica.

En esta entrega seguimos a Dominic y Letty (Michelle Rodríguez), quienes viven alejados del mundo para proteger a Brian, hijo de Dom, de la violencia que azota el mundo.

En medio de este remanso de paz llega Roman (Tyrese Gibson) con el resto del equipo que conocemos de entregas anteriores a convencer a Dom de salir del retiro para rescatar un arma capaz de inutilizar toda la tecnología del mundo y evitar que la terrorista Cypher (Charlize Theron) escape de la CIA.

Charlize Theron uelve a aparecer como Cypher en la saga de Rápidos y Furiosos.

Tras hacerse del rogar, Dom descubre que detrás de este plan de apoderarse del arma y liberar a Cypher se encuentra, ¡oh, sorpresa!, su hermano menor Jakob (Finn Cole/John Cena), quien oculta un doloroso secreto sobre el padre de ambos y que siempre vivió a la sombra del mayor de los Toretto.

Una acusación del pasado respecto a su padre es lo que enfrenta a Jakob y Dominic Toretto.

A partir de este momento, la historia se desarrolla en diferentes ciudades del mundo, con el equipo buscando la manera de recuperar el arma y evitar los planes malvados de Jake y Cypher.

Para los fans de la saga, toda la película es un regreso a casa. Apariciones de personajes que pensábamos muertos (Han), ladrones «buenos» (como Helen Mirren en el papel de Queenie) que manejan autos como los dioses e incluso una escena postcréditos con Deckard Shaw (Jason Statham) que arrancan expresiones de emoción de los fanáticos.

La acción es algo de lo que no adolece la película. Si la ves en Imax te sentirás dentro de todas las secuencias. Sus múltiples persecuciones no dejan a nadie indiferente y lo relacionado con el magnetismo en una camioneta de reparto es, quizá, lo más divertido del filme, además de las grandes locaciones como Edimburgo o Tiflis, en Georgia.

La nueva entrega de «Rápidos y Furiosos», tiene, además, un componente que puede hacer clic con el público latino, y no es el reggaetón que suena o la presencia de Cerveza Corona en un interesante product placement de la marca, sino que es el valor que se le da a la unión familiar, a pesar de todos los obstáculos o peleas que pueda haber.

Si eres fan de la saga es una película de cinco estrellas. Si te acercas a ella tiene 3.5 estrellas de cinco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.