Organización Secreta Teatro fusiona propuesta dramática con Zoom en ‘Otra Electra’

Una madre recién operada de los ojos, vulnerable, llega a su casa en compañía de Electra, su hija, una mujer soltera, con más de 50 años, que tiene que hacerse cargo de ella durante su convalecencia.

Así arranca «Otra Electra», puesta en escena de Organizacion Secreta Teatro que a través de la plataforma Zoom nos presenta la difícil convivencia entre Electra, y su madre, Ana María, mujer autoritaria y que sólo piensa en ser visitada por su hijo ausente.

Ángeles Marín y Luz María Meza realizan un interesante duelo de actuación a la distancia, el cual parece ser realizado en un mismo lugar.

Ante la necesidad de realizar una propuesta escénica diferente, Rocío Carrillo, directora de la obra, tuvo que adaptar el texto de Edith Ibarra a una nueva realidad, la de la sana distancia y la ausencia de compañías en los teatros.

Con el apoyo de Teatro La Capilla, que es quien desarrolla esta temporada virtual, «Otra Electra» se desarrolla desde las casas de las actrices, quienes generan en el espectador la sensación de una interacción entre ellas y transmiten la angustia y el hastío de una vida rutinaria.

Electra (Ángeles Marín) vive con la maldición del nombre griego que su madre Ana María (Luz María Meza) le da al nacer. Siendo una mujer sola tiene que encargarse de la maestra jubilada, quien sólo tiene ojos para su hijo ausente, que sólo pone pretextos para visitarla, a pesar de su vejez.

Es esta convivencia entre madre e hija que afecta la salud mental de Electra, quien sufre frecuentes pesadillas en las que termina cumpliendo el destino de su nombre, al mismo tiempo que anhela ser madre, sin lograrlo.

En las pesadillas es visitada por dos enfermeras (Brisei Guerrero y Stephanie Izquierdo), quienes no le permiten descansar por las noches.

La dirección de Carrillo permite que el espectador se olvide de la distancia entre las protagonistas, ya que las interacciones entre ellas se desarrollan con tanta naturalidad que incluso las fallas inherentes a las conexiones cibernéticas pueden parecer parte de la obra misma.

La angustia que vive Electra al convivir con su madre es tal, que el espectador termina por contagiarse de ella y poner un alto al abuso psicológico que imprime Ana María sobre su hija, quien nunca es la guerrera que esperaba la maestra jubilada al bautizarla con el nombre de la protagonista de la tragedia de Sófocles.

«Otra Electra» se presenta los domingos hasta el 18 de abril, a las 19:00 horas, en la plataforma Zoom. Los boletos, disponibles en https://www.teatrolacapilla.com/otraelectra/, cuestan 100 pesos. Al finalizar la pieza, se realiza una convivencia digital con el elenco participante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.