‘La Búsqueda’ pone el acento en las acciones del poder

Marzo 2010, una niña de 4 años, Paulette Gebara Farah, desaparece de su habitación y genera una oleada de solidaridad y empatía por parte de la población mexicana hacia sus familiares, quienes decían hacer lo humanamente posible por localizarla.

Esta historia, si viviste en México en este año, de seguro te la sabes de memoria. La niña desaparece, se habla de un secuestro y luego, de la nada, aparece su cuerpo en un hueco de su cama, lo que cierra, con teorías de lo más disparatadas, el caso en el que se envolvió a personajes de la política del Estado de México, en ese tiempo gobernado por Enrique Peña Nieto.

Regina Blandón interpreta a una periodista que busca resolver el caso, en medio de un ambiente de amenaza y misoginia.

“Historia de un Crimen: La Búsqueda”, tercera temporada de una serie basada en hechos criminales sin resolver o de difícil credibilidad, producida por Netflix, retoma desde el 12 de junio esta historia que provocó que los mexicanos pasáramos de la tristeza por la suerte de Paulette, a la indignación y a la franca burla por la forma en la que se resolvió el caso.

En esta temporada es, para mi gusto, la más floja de las tres presentadas por la plataforma de streaming (la primera surgió en 2019 para recordar el crimen de Luis Donaldo Colosio en Lomas Taurinas y la segunda se dedicó a recordar el caso de Colmenares, un joven colombiano hallado muerto, en circunstancias sospechosas en Bogotá), por el tono de comedia que se le imprimió al tema.

Diferentes voces en redes sociales han explotado en contra de la aparición de Darío Yazbek como el procurador Bazbaz, o de Regina Blandón, como Carolina Tello, personaje supuestamente basado en Lily Téllez, pero ellos no están mal. Siento que lo que está mal es que el casting recurrió a los actores y actrices que han aparecido en las últimas comedias románticas mexicanas, lo que, queramos o no, nos predispone a lo que veremos en pantalla.

Por el contrario, siento que la elección de Yazbek como Bazbaz fue la adecuada. Su actuación realza el tono satírico que siento quisieron imprimir a la serie y a su personaje y que los protagonistas han defendido hasta el cansancio. Blandón, por ejemplo, dice que el caso fue un circo, por eso es que lo que vemos en pantalla parece un circo.

Retomando la aparición de Yazbek, he de decir que su personificación de Bazbaz, de quien se recalca en prácticamente toda la serie que no tenía ni la edad ni los arrestos suficientes para ser Procurador, es lo que quieren transmitir. Una persona que está donde no debe estar, pero que se quiere aprovechar del lugar y espera trascender, así sea por las circunstancias equivocadas.

Blandón tiene un papel que de una manera u otra refleja el problema del periodismo en México. Se tiene el poder para decir la verdad, pero si no es por amenazas, es por recompensas, pero nunca saldrá la verdad a la luz.

El problema es que entre tanta sátira o parodia en la serie se oculta, de una u otra forma, para quien no lo busca, el mecanismo que tiene el poder para hacer creer que una verdad es absoluta.

Y eso es lo que se ve en las profundidades de “La Búsqueda”, un poder que tiene, a toda costa, que defender a otras esferas de poder, sin importar que las conclusiones parezcan sacadas del surrealismo más mexicano que pueda existir.

Diana Bovio (Amanda de la Rosa) otra de las protagonistas ha dicho que la serie no busca resolver el crimen de Paulette. Eso lo sabemos, es difícil que eso suceda en una serie, pero hay que empezar a acostumbrarnos a que estas series, “inspiradas” en hechos reales son sólo eso, series que buscan novelar un hecho que está impregnado en el inconsciente colectivo y que provocará que la nostalgia, el morbo, o incluso las ganas de conocer más nos lleven a sintonizar el programa en cuestión.

Buscan, dentro de la trama, incorporar todas las teorías que se manejaron en su momento y que le daban al caso diferentes ángulos, que si el secuestro, que si las deudas de juego, que si un accidente, que si se pierde una niña de cierta clase social se le da más atención que a 22 de otras zonas del Estado, que si haces bien las cosas llegas a ser político de renombre, en fin, todo lo que hemos visto en México en los últimos 30 años.

En una cosa sí me siento un poco irritado y no es sólo en este programa, sino en la percepción diaria del periodismo en el entretenimiento, ¿es tan malo ser periodista de espectáculos? Sé que las noticias con “carnita” se dan en las fuentes de política, pero de eso a que te digan que como castigo te regresan a la fuente de espectáculos, hay mucha diferencia. Claro, eso también nos habla del nivel de chisme que se maneja en esta fuente y que llega a ser expresada con la presencia de “Pati” (María Aura), una especie de Pati Chapoy en este universo de la serie.

Algo que me sorprendió es que en la serie se hayan usado los nombres reales del 90 por ciento de los protagonistas, algo que ante las diferentes implicaciones que se dan dentro de ella puede redundar en alguna demanda, porque, finalmente, ¿quien quiere ser visto como alguien que es “ninguneado” por toda la opinión pública, o que se hagan juicios de valor por diferentes aspectos de su vida?

Así como defiendo la actuación de Yazbek y la dirección que quisieron darle a su personaje, no estoy de acuerdo con la inclusión de Anabel Ferreira como la madre de De la Rosa quien era la mejor amiga de Lizette Farah (Verónica Bravo) y quien aprovechó la fama del caso para tomar protagonismo. Tampoco me gustó la actuación de Alejandro Calva (Miguel Gómez) director de TV Centro), cuya sobreactuación llega a ser molesta.

En resumen, todo parece indicar que Netflix seguirá tomando casos polémicos y conforme se acerquen aniversarios relevantes (25 años en el caso Colosio, 10 en el de Paulette), tendremos esta serie que sirve para recordar algo de la historia, pero que no es documental, aunque haya gente que piense que así es y la serie resolverá los casos.

Para tener un mayor acercamiento al tema de Paulette, recomiendo el capítulo 22 del podcast “Leyendas Legendarias”, en el que José Antonio Badía y Eduardo Espinosa, al lado de Raúl G..Meneses, hacen un recorrido de una hora por lo más importante del caso. Escúchenlo, vale la pena. 

https://podcasts.apple.com/mx/podcast/leyendas-legendarias/id1454073357?i=1000445788555

A la serie le doy 3.5 estrellas de cinco. Al podcast, cinco sobre cinco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.