Soda, sin Stereo (una opinión de Luisa Fernanda García)

Un concierto que sus creadores pensaban que lograría el lleno total en el Estadio 3 de Marzo, como pasó en la gira «Me Verás Volver» de 2007, y que a falta de público fue trasladado al Auditorio Telmex, recinto en el que sí se consiguió el lleno esperado, pero a cambio de problemas entre las personas que contaban con boletos en general A y que querían estar en platea de pie, a pesar de que el lugar estaba lleno y que no se tomaron su tiempo para llegar temprano al evento, es mi resumen de lo acontecido el 10 de marzo.

Este concierto confirma lo que muchos sabemos: Soda son tres integrantes y sin Cerati no existe Soda.

Zeta tiene carisma y cierto dominio en el escenario, pero nada más, y Charly no conecta con la gente.

Cerati lo tenía todo, carisma, presencia en el escenario y una gran creatividad con la que podía hacer diferentes arreglos a las canciones en cada nueva gira de Soda Stereo.

El concierto de «Gracias Totales» es un mix de videos de Cerati en la gira «Me Verás Volver» y los artistas invitados, los cuales, ya sea en vivo o en grabación, no logran conectar al 100 con la grandeza de Soda Stereo y en ocasiones con el público.

El inicio del concierto fue lo mejor de la noche ya que arranca con Gustavo Cerati cantando «Sobredosis de TV»; ver a Gustavo junto con los juegos de luces y colores en las cuatro pantallas que forman parte de la escenografía, incrementaron la adrenalina de quienes estabamos ahí; a partir de ese momento la emoción se mantuvo, pero no llegó a un climax.

La mejor actuación en vivo fue la del vocalista de los Babasónicos, Adrián Dárgelos, cantando «Trátame Suavemente», conectó con el público, conectó con la canción, conectó con Zeta.

La mayoría de las transmisiones de los artistas invitados no cuentan con una gran producción y le apuestan unicamente a la presencia de los cantantes, quienes no logran romper la pantalla, cosa que Cerati lo hace en todos los videos en los que aparece.

En lo personal, la canción «Zoom», interpretada por Benito Cerati y «En Remolinos», interpretada por Draco Rosa, son los videos mejor logrados, visualmente hablando, y también por la actuación de los cantantes (Benito me recordó a su padre en algunas de las poses de baile que hace).

«Persiana Americana», «Cuando Pase el Temblor» y «De Música Ligera» son canciones que por sí solas prenden y no importa quien las cante y lograron mover al público.

En lo personal el concierto me dejó con una sensación un poco amarga y extrañando a Cerati más que nunca.

Así puedo resumir una experiencia que si bien tuvo la envoltura de Soda Stereo, no pasó de ser una Soda sin gas, aquel que le daba Gustavo Cerati.

* La autora es diseñadora y fan de Soda Stereo y Gustavo Cerati